POR LA CUARTA FECHA, PEÑAROL DE MAL EN PEOR… WANDERERS SE HIZO FUERTE EN EL VIERA !

TODA LA CUARTA FECHA Ignacio De Arruabarrena FUE SINONIMO DE JERARQUIA BAJO LOS TRES PALOS DE SU EQUIPO

Peñarol no consigue salir del cero. Esa es la conclusión de la notoria falta de gol que padece el equipo de Larriera. Y la consecuencia, otros dos puntos perdidos, para comenzar a deambular por la mitad de la tabla de posiciones. El mirasol ya dejó por el camino la mitad de las unidades que disputó, cosechando tres empates y una sola victoria en una campaña pobrísima para un cuadro grande.

Flojísimo primer tiempo. Un disparo de Ceppelini que recorrió el área sin encontrar ninguna pierna y un remate de Quagliatta, que rechazó Dawson. Antes y después, nada por aquí, menos por allá. Se jugó lejos de las áreas, los dos equipos carecieron de juego colectivo y, sobre todo, de profundidad. El carbonero volvió a repetir errores de creación, lento y anunciado. Tanto, que a Agustín Álvarez Martínez no le dieron una pelota: se lo vio siempre aislado, perdido entre los defensores bohemios.

Pareció verse un aurinegro ambicioso, avasallante y profundo en los primeros minutos del complemento. Decididamente, fue al frente y generó acciones de peligro como para romper el cero. No lo consiguió por falta de puntería y por esa dosis de fortuna que también se necesita en la definición. Encadenó un remate al vertical derecho de Dávila, un disparo de Canobbio que en gran esfuerzo rechazó De Arruabarrena, y un derechazo pifiado de Dávila tras un rebote en el golero que se perdió lejos del arco.

Aquel fue, no obstante, un espejismo de veinte minutos. La expulsión del juvenil Valentín Rodríguez -correcta, vaya sea de paso- desacomodó por completo a un equipo que perdió la línea y que volvió a caer en ese pozo de confusión y nerviosismo que lo equiparó con un bohemio que, pese a jugar con un hombre de más, resultó ser completamente inoperante en ataque.

Peñarol, en serios problemas.

Torque ganó por atacar y atacar

Montevideo City Torque impuso su mejor momento ofensivo en el primer tiempo y venció 2:1 a Boston River en Las Piedras. Su segundo triunfo consecutivo pasó por la incertidumbre del final. La victoria de Montevideo City Torque 2:1 a Boston River, en el Estadio Parque Artigas de Las Piedras, se solventó en los argumentos presentados en ofensiva. Los celestes desarticularon la presión del rival y asociaron a los volantes con los delanteros. El argentino Gustavo Del Prete alertó en la pelota que salvó Pedro Silva Torrejón en la línea. Luego, el atacante abrió el partido con una notable definición. Recibió un pase del chileno Marcelo Allende, volcado a la derecha, y se sacó de encima la marca de Valdez, con gran remate de zurda.

La superioridad de MC Torque se afianzó en ese primer tramo, y llegó el penal por mano de Valdez para la definición de Allende. Después, el conjunto no mantuvo la misma intensidad y sufrió. Su ofensiva, no obstante, le dio aire para ganar y superar el sufrimiento del final. El desarrollo se modificó y pasó por la incertidumbre, debido a que Torque no culminó los contragolpes que generó. Sin embargo, el arquero Fiermarín le sacó el empate a Maxi Pérez y aseguró los tres puntos.

Boston River repuntó en el segundo tramo, pero no le alcanzó para evitar la derrota. Cambió significativamente con las variantes de Juan Tejera. José Alberti lo ilusionó en la combinación con Facundo Rodríguez, y así acortó diferencias. El “sastre” se adelantó y soñó con un empate que no llegó. Se aproximó al arco de Fiermarín y recargó su anhelo arriba, pero no tuvo contundencia. El grito contenido de la igualdad, de Maxi Pérez, quedó en las manos  de Fiermarín, aunque se fue con las manos vacías.

SIN GOLES UN PARTIDO GRIS COMO EL TIEMPO EN EL ESTE DEL PAIS, ESTADIO DOMINGO BURGUEÑO CERRO LARGO 0 RIVER PLATE 0.

El empate sin goles de Deportivo Maldonado y River Plate en el Estadio Domingo Burgueño, por la tercera fecha del Apertura, resultó la consecuencia inevitable de la ineficacia. El equipo de Francisco Palladino – en su vuelta después de superar el COVID-19- no la pasó bien en la primera parte y ejerció el dominio en el segundo tiempo. Aceleró con Matías Aguirregaray por la derecha y Hernán Toledo en la izquierda, elaborando oportunidades. Sin embargo, el rojiverde de Maldonado no resolvió. Entonces, no disimuló su déficit en el área de enfrente. Intentó lograr contundencia con variantes en ofensiva pero no logró transformar su debilidad.

Los darseneros, de camiseta celeste, se ilusionaron en el arranque cuando encendieron el circuito con Gonzalo Nápoli y el grito de gol rondó el arco de Thiago Cardozo. El arquero achicó justo en la llegada más profunda del elenco de Gustavo Díaz para evitar el gol de Matías Arezo. Los cambios de José Neris, del juvenil Joaquín Lavega, 16 años, y de Facundo Boné también apuntaron a recargar el ataque aunque también sin éxito.

River Plate no disimuló la ausencia de Gonzalo Castro –sentido- para pensar en vulnerar al rival. El 0:0 se adueñó del partido en un final anunciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *